Desarrollo del Liderazgo

El Triangulo del Exito

Abelardo Cruz Beauregard

abril 03, 2017
0
Comentarios

El éxito es algo que prácticamente todos buscamos. Queremos triunfar como vendedores, como gerentes, como líderes de equipo, etc. Podríamos decir que la palabra éxito es algo que al ser humano le atrae sobremanera.

Pero, antes de continuar, necesitaríamos saber qué es el éxito. Éxito es lograr lo que uno se propone. Es una definición muy conocida en nuestro mundo empresarial. Viene de Exitum.

De la definición antes mencionada se desprende otra pregunta: ¿Cómo logro alcanzar todo lo que quiero?

El ser humano en esta época industrial y de tantos cambios tecnológicos, cuenta para salir adelante con sus conocimientos, los cuales adquiere en escuelas y universidades de prestigio o aún en el extranjero. Los conocimientos así asimilados le conceden el pasaporte al mundo del trabajo.

Ya dentro del mundo del trabajo, ¿de qué forma ascendemos y mejoramos de puesto? Para ello contamos con nuestros conocimientos, nuestras actitudes o reacciones hacia nosotros mismos y hacia los demás. Es frecuente que siendo el primer trabajo con que contamos, no sepamos obedecer instrucciones y órdenes, amén de estar muy reducida nuestra capacidad de ordenar por la falta de experiencia en el puesto o la timidez que nos posea.

Lo anterior se deriva de un problema de autoconocimiento, que se traduce en falta de autodirección, creando con ello situaciones en las cuales los conocimientos no son suficientes para salir adelante.

Durante la práctica de nuestro puesto en la empresa, no solo debemos obedecer y hacer tareas y proyectos, tenemos que ingeniarnos en la forma de llevarlos a cabo. Para ello recurrimos al trabajo en equipo, la imaginación, nuestra habilidad de comunicarnos con los demás, de hacer planes para lograr lo solicitado, etc. Caemos en el renglón de habilidades personales, las cuales podrán abrirnos las puertas de nuevas áreas de trabajo.

Los conceptos arriba descritos nos traen a la mente los catetos del triángulo del éxito. Necesitamos los conocimientos básicos para entrar al mundo del trabajo, con escuela y universidad; nuestra vida interior que se refleja en nuestras actitudes, que deberíamos controlarlas en forma adecuada; y deberíamos explotar al máximo nuestras habilidades personales para abrirnos paso en nuevos niveles de la organización.

Sólo el estudio no sería suficiente para escalar nuevos puestos. El conocimiento tecnológico se puede comprar. Nuestro carácter también ocupa un lugar muy importante, ya que es la manera en que nos vendemos. Las habilidades son aquellos rasgos que expresan nuestro liderazgo.

En esta época de tanto cambio tecnológico, el cateto del triángulo del éxito que nos habla de conocimiento, debe ser actualizado constantemente, en función de los cambios que se registren. Las actitudes personales influyen mucho y en ocasiones se deterioran debido al stress que la competencia tecnológica y económica nos presenta y las habilidades se apoyan mucho en el carácter de la persona y su decisión por ascender.

 

Monterrey, Nuevo Leon 64000, MX
P:+52 81 8344-4946

Síguenos en

 
Porfirio Díaz 728 sur, Col. Centro. Monterrey, N.L.
© 2017 Dale Carnegie & Associates, Inc.. Todos los derechos reservados.
Diseño y desarrollo de la página web de Americaneagle.com